miércoles, 27 de octubre de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO:"ANARQUIA-TEMA LIBRE!"















Estoy contento,mañana no se(aunque prometo que lo intentarè),por lo tanto hoy toca festejar.¿Y como?Contagiando algo, junto a todas estas almas inquietas,de espíritus aventureros, movidas por esta incesante búsqueda.¡¡Y way!! cuando uno encuentra,la encuentra,se encuentra,¡¡way!!

Hoy el posteo es sobre el “profundo sentimiento del despertar”.Creo yo,una sensación al cual todo ser humano consciente de esta tierra pueda llegar a sentir alguna vez Las maneras de llegar son variadas he intimas en cada uno.

Hermann Hesse,premio nobel de literatura,conocedor de la filosofía oriental y buceador del alma humana plasma en su libro”Siddharta”un particular recorrido de camino y describe ese preciso momento de alumbramiento magistralmente.

Para hacerlo ameno les cuento brevemente el contexto del personaje:

Siddharta es un joven hindú de la casta de los brahmanes,pero la total contemplación de esta religión no lo satisface y se inicia en la orden de los mendicantes donde aprende el arte de abstraerse,de contener la respiración,de insensibilizarse contra el hambre y el dolor,luego de un tiempo tampoco logra contentar su alma,siempre inquisitiva.Shiddharta lo abandona todo y se retira al bosque a reflexionar.

“Es precisamente en esos días en que el mundo se fundía a su alrededor,cuando se encontró solo como una estrella en el firmamento,el experimentar frío y desaliento que se da cuenta de lo absurdo de su proceder y que lo único que ha hecho es huir de su propio yo..Es un breve escaparse del dolor de ser,por temor a su yo estaba dispuesto a destruir para encontrar su escencia,la vida,lo divino,lo último.Al hacerlo,me perdia a mi mismo concluye.Siddharta abrió los ojos y miro a su alrededor,una sonrisa iluminó su rostro y recorrió todo su cuerpo;hasta la yema de los dedos:era el profundo sentimiento del despertar,después de largos sueños.De repente se encontró andando otra vez,con paso rápido,como el de un hombre que sabe lo que tiene que hacer.

Si-pensó al respirar profundamente-,¡ahora ya no tratare de huir de mi mismo.Ya no quiero dedicar mis reflexiones y mi vida a las penas del mundo.Ya no deseo matarme ni despedazarme para hallar un misterio detrás de las ruinas.Ya no estudiarè el yaga-veda,ni el atharva-veda,ni los ascetas,ni cualquier otra doctrina.Quiero aprender de mi mismo,deseo ser mi discipulo,conocerme,interiorizarme en el misterio de Siddharta.

Miró a su alrededor,como si viese el mundo por primera vez.¡Era hermoso el mundo,y de diversos colores!.El mundo se le presentaba curioso y enigmático.Aqui azul,alli amarillo,alla verde,el cielo y el rio corrian,el bosque y el monte mezclaban su belleza misteriosa y magica,y alli en medio,Siddharta entrò por primera vez todo eso,el amarillo y el azul,el rio y el bosque.”¡Que sordo y torpe he sido!”meditó a paso ligero.En cada paso de camino aprendía cosas nuevas pues el mundo se encontraba cambiando y su corazón se solazaba.Siempre habían brillado el sol y la luna,siempre los ríos habían murmurado y las abejas habían zumbado.

Sin embargo,en otros tiempos,todo ello no había sido mas que un belo pasajero y engañoso para sus ojos pues observaba con desconfianza.

Los días eran cortos como también las noches,cada hora huía con rapidez,como un velero sobre el mar repleto de riquezas,de alegrias.Todo siempre había existido sin que él lo percibiera.No había participado del mundo.Ahora si.Por su ojo pasaba la luz y la sombra,por su corazón circulaban las estrellas y la luna”.



Aunque nuestros hermanos mexicanos le imprimen un tinte religioso vale la pena festejar tanta belleza


Esta version tambien aporta su impronta

mas anarquia en lo de Gus:http://callejamoran.blogspot.com/

14 comentarios:

  1. Bello fragmento de Shiddharta, adecuado para reflexionar sobre como gastamos la vida. Aquello del "conócete a tí mismo" atribuido a Sócrates, o lo otro de: "Puede sentirse felíz el hombre que confiesa; he vivido" CARPE DIEM, ambos de Horacio.
    Yonky, las abejas zumbando, el río de colores, gracias por todas estas palabras y lo que encierran.

    ResponderEliminar
  2. Es que ese "despertar" y ese conocerse a si mismo es mucho mas difícil que dominar la física cuántica o que ganarse un nobel. Es el reto mas difícil, no sé si todos lo consiguen, creo que muchos mueren intentándolo.
    Me dieron ganas de seguir leyendo a Hesse, veré si consigo el libro.
    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Preciosa entrada con el fragmento de Hermann Hess en el que ese joven hindú vuelve a nacer, en ocasiones pasamos por la vida sin apreciar nada de lo que existe a nuestro alrededor, merece la pena pararse, umbilicarnos y volver a partir desde nuestro interior, volver a ver el cielo como si no lo hubiéramos visto antes, volver a ver el mar como el sol y la luna y como el regalo que son.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  4. Bello texto siempre digno de ser recordado.
    La verdad está en lo más sencillo, que es lo que es verdaderamente grandioso, la vida y lo que lo hace posible. Y nosotros viviendo para y por tantos artificios.
    Perdona, vaya tópicazo que estoy escribiendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Reuerdo haber leído el libro hace mucho y que me gustó.
    Con respecto a lo que nos ofrece la vida y no apreciamos, hoy que murió Kirchner (no voy a comentar mi opinión sobre él, no es el lugar) Me pregunto ¿De qué sirve la riqueza y el poder que te encierra en una carcel de oro y te lleva a la muerte? La idea es ser feliz ¿No?
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Renacer a la vida, recuerdo haber vivido algún momento así, siempre accientalmente y nunca cuando lo he buscado.
    Uno, no renace cuando quiere, ni siquiera cuando se es adulto y se puede elegir.

    Bueno y reconfortante relato, cuando la has conocido esa brillante luz está presente en tus sueños.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. La última búsqueda que recupera nuestra primer mirada, esa que nos hace volver a empezar.

    Muy buen texto, aportaste, muy buen día tengas hoy, con ojos que ven la vida a estrenar.
    besotes

    ResponderEliminar
  8. Sí, eso nos sucede a muchos, caminamos sin ver todo lo que nos rodea y que, sin embargo, puede enseñarnos tantas cosas...

    Un precioso fragmento para la reflexión :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. y yo concluiria, yonky, que sidarta se hizo uno con la naturaleza, que participo de ella que ella era el , que la fuson entre el mundo y el, que el concluir que todo era uno, le lleva a decir que ya se ha encontrado....
    gracias por volverme a permitir leer de nuevo a hesse...

    ResponderEliminar
  10. La eterna búsqueda del yo, del conocimiento profundo de lo que somos. No es fácil, pero a veces en ese intento recorremos caminos intrincados y laberínticos, cuando a lo mejor la respuesta no requiere de búsquedas tan tormentosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Excelente cántico a la alegría, algo que anhelamos y que buscamos por encima de todo.
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Yonki:
    gracias por tu texto, Yonki. Celebro tu alegría. Me encantó "hoy estoy contento, mañana no lo sé (lo intentaré), por lo tanto hoy toca festejar..." (más o menos). Nos olvidamos a veces de festejar cuando estamos bien, ¿verdad? Y, sin embargo, cuando estamos mal, lo vociferamos.
    Creo que no he leído este libro de Hesse. Creo que no lo he leído. A mi hijo le gusta mucho. Me he quedado con ganas de leerlo. Gracias por hacérmelo llegar.
    Discrepo con Alfredo (lo siento; leo los comentarios normalmente) Creo que uno puede prpoponerse renacer a la vida y hacerlo. No es fácil. No es fácil mantenerse firme en la búsqueda.
    Y que ese renacer, tiene mucho que ver con esa vuelta al Uno, esa fusión con la naturaleza de la que habla Gus.
    Con todo, todas las palabras que hallo aquí hoy y en el blog de nuestra compañera Celia, me recuerdan mi reciente lectura "Amor sin condiciones" de Ferrini que te recomiendo.
    Un abrazo de luz

    ResponderEliminar
  13. Te queda muy bonito el texto.
    un placer pasar por tu casa.
    Que disfrutes la noche de haloween.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. mi alegría tiene de seguro un prólogo más largo que ese...

    ResponderEliminar