miércoles, 14 de abril de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO:"VERDADES"


Soy joven,la sangre me hierve,iba como potro en celo detrás de las hembras.El celo me hizo tomar la decision,el celo me dio atrevimiento para trazar un plan,el celo me empujò a recorrerlo,tan impulsivo como alocado.Alocado,sì,desquiciado,no.Tenia una guia particular:mi nariz.¿Quién no apechuga con peligros mortales una y diez veces con tal de olfatear a la hembra que le ganó el sueño de las noches y los días?
Ha habido-y hay-baqueanos de pastos y yuyos;yo,de hembras.Nadie sabe cuanta satisfacción la mía al distinguir ese rastro aquella noche.Les soy sincero,junto con el tufito delicioso a melenas encrespadas,me acariciò la oreja el murmullo ansiado.
Despues,al cabo de andar entre pedregales,remojando a menudo las patas en los charcos,nadando a través de los arroyos que la ultima crecida había dejado por aquí y por alla,el destello de unos ojos corroboraron que el olfato no me había fallado.Eran tres que se habían apartado del grupo a beber,una,era ella,inconfundible por su melena renegrida.Anduve unos cuantos pasos hacia el grupo.En estos lances,como en la guerra,la sorpresa es lo mas fuerte.Como halcón que se descuelga sobre la culebra,asi volé hasta su cuello,y le estampé un mordisco con alma ardiente y corazón hambriento.Hasta esa dia no había paladeado loba tan en sazon,tan sabrosa,aunque de verdad nunca supe,luego de aquella noche de luna llena,cual animal era yo.




No sè,se me ocurrio escuchar a Leo Masliah y un tema que desde diferentes aristas nos vincula.

Mas narraciones en:http://callejamoran.blogspot.com/

17 comentarios:

  1. ¿Es la verdad de los animales, más verdad que la de los humanos?

    Al menos, creo yo, es menos mentira.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Instinto.... las leyes de la naturaleza... ciclos, vida.
    Aunque he de ser sincera...Me has tenido toda la redacción en áscuas!!!!
    Muy bueno.
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Cada uno la busca. Parece que no todos la encuentran. Nos faltará instinto..
    un abrazo. (Grande Masliah!!!)

    ResponderEliminar
  4. La verdad de nuestra naturaleza...en algún momento se revela! jejeje


    saludos!

    ResponderEliminar
  5. LA VERDAD DEL INSTINTO, la sangre palpita deseo, busca sin cesar y sin dudas. TAL VEZ LA VERDAD PURA Y VERDADERA. !Ave!

    ResponderEliminar
  6. Licántropo, hombre y animal según la luna, el isntinto que pretendemos dormido en los hombres y que en realidad nos posee y nos guía con más verdades que las analizadas por la mente, no se como se te ha ocurrido a partir del tema verdades llegar a la licantropía, y utilizarla como metáfora del instinto, pero ha quedado de arte, como decimos por aquí, felicidades por el texto, me ha gustado mucho, debe ser porque yo si que me dejo llevar por mi instinto animal, jajaja, miles de besossssssssss.

    ResponderEliminar
  7. En el interior del ser humano conviven aún instintos animales y primarios en busca del crisol que los destile en puro Amor.

    "Hominis lupus"

    Paradójicamente nuestros hermanos pequeños, los animales, tienen muchas lecciones que darnos al respecto, incluso teniendo más conductas primarias que nosotros...¡qué cosas! ¿verdad?

    Un saludo, Yonky

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Sospecho pues a mì mi naríz se me hincha mucho en los prolegòmenos de mis encuentros eròticos, que mi òrgano olfatorio es el propio de una de esas bestias.
    El instinto me ha sabido siempre a misterioso. Yo tambièn me pregunto, cuando ya ha pasado un rato, ¡pero, bueno... yo quien era!

    Tésalo

    ResponderEliminar
  10. Para fraseando un verso de Miguel Hernández, que adopté como lema, se podría decir: "Van los lobos suspirando, reciamente, por las lobas"

    ResponderEliminar
  11. creo que los hombres se identifican muucho con lo que acabas de escribir... jeje
    es parte de la naturaleza, pero el instinto se puede dejar de lado alguna vez?
    se puede ir en contra de eso

    ResponderEliminar
  12. Bien Tesalo,las sutilezas de tus puntos de vista me han puesto en un estado jocoso,por no decir me ahoguè con mi propia risa.

    A todos un sinnumero de cariñitos.

    "A todos los que no pretendenemos glorias ni laureles y volcamos en papeles nuestra creatividad y nuestaras fantasias,cuando no,parte de nuestras experiencias personales"

    ResponderEliminar
  13. Sí, como dicen casi todos los comentarios, hablas de la verdad animal, la de los instintos; de esa verdad indomable que a veces es precioso esconder con mentiras. Desde luego no es la verdad que nos aconseja la moral, la que en muchas más ocasiones de las que nos gustaría, nos viene "impuesta", sin capacidad de elección.

    No sé que decirte, prefiero elegir según el estado de ánimo y del momento, pero si creo que tan inmoral como mentir los es imponer la verdad.

    ¡Oye!, ahora no vayas a descoserte a mentiras por ahí, diciendo que te lo he dicho yo; que no, que no quería decir eso... :)))

    Sabes, a mí también me gustan las mujeres a rabiar, pero, por suerte o por desgracia, no me funciona tan bien el olfato. No, yo tampoco sé que clase de animal soy. :)))

    ResponderEliminar
  14. Compruebo que, como yo, has utilizado los instintos animales.
    ¿Podemos estar seguros de que no tienen recuerdos?
    Muchos animales son monógamos.
    UN saludo.

    ResponderEliminar
  15. me c0mentaban ayer, y0nqky, que este jueves merecia la pena ser leid0, que este jueves habia sid0 de altura...clar0, es facil entender la paabra altura y es facil que te a digan...l0 j0did0 esta en c0rr0b0rarla...aun mas j0did0 es darte de bruces c0n preci0sidades c0m0 esta tuya...
    lechessss¡¡¡
    muy
    muy
    muy
    buen0000000¡¡¡¡
    10 dieces¡¡¡¡
    cre0, y0nky, en seri0 te l0 dig0, que te estas superand000
    miles de bes0s¡¡¡

    ResponderEliminar
  16. Debajo de una espesísima capa de barnices de civilización, de historia, de cultura, de normas sociales, existe el instinto. ¿adormecido?,... con seguridad que sí. ¿Muerto?... evidentemente no. Está ahí, dispuesto a saltar en el momento en que nuestras defensas se relajen.
    Un abrazo.
    Pepe.

    ResponderEliminar
  17. El instinto siempre nos acompaña, mas de lo que pensamos, es nuestra parte más animal y por ello quizas mas humana encunato a especie. Me ha gustado tua cercamiento a la verdad.
    Felicidades

    ResponderEliminar