miércoles, 7 de julio de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO:"AMOR"

Hoy a ritmo de anécdota,porque en definitiva fue eso,pero intentando trasladar una sensación,y la manera de como la palabra amor propuesta este jueves dispara precisamente ésta imagen,inexplicable tanto como el significado mismo de la propia palabra.








Un día de semana cualquiera,atardecer,temperatura agradable,cielo despejado.En mi hogar cada uno con sus tareas,aunque me tocaba preparar la cena,los adelantos que había hecho en ella me daban un margen de mas o menos una hora de disponibilidad para aprovecharla a mi antojo.Se me ocurre pues ir a un lugar muy especial de la ciudad desde donde se aprecia el atardecer contra el mar diría yo calidoscopicamente.Fue así que mate en mano acomodo mi reposera y me dispongo a disfrutar del susodicho momento increíblemente en soledad, nadie a mi derredor logro divisar,en algun sentido perplejo, porque no pocas veces concurro a este sitio y es común encontrar gente.Bien,el sol ya estaba a 5 dedos de tocar el agua,y en ese preciso momento de soslayo veo entrar en mi cuadro de visión una pareja,una pareja encorvada que se desplazaba con suma dificultad,cuando llegan junto a un murito deciden sentarse quedando a unos metros delante mio.¡¡Comprenden la imagen!!,el astro en el horizonte tocando el agua,he interponiendose,dos siluetas.Yo

ya había reconocido a quien pertenecían,Luis y Ana estaban alli,dos viejos luchadores sociales del barrio,incansables,solidarios,innumerables de veces habíamos coincidido en actos politicos,sociales o culturales.Aunque no teníamos una real amistad yo sabia muy bien parte de sus vidas y por cuales dificultades habían pasado en los años duros de dictadura,prision,exilio.Era esa la imagen,me habia cautivado,era de una simbología extraordinaria,me acuerdo que a falta de una cámara pestañaba como un tonto una,dos,tres veces simulando la activación del obturador para que en mi cerebro al menos quedara algún registro.La carga emocional fue tal que esos minutos resultaron interminables,me tentaba conjugar el movimiento diario del sol con estas dos vidas unidas.El amanecer con el nacimiento del amor,donde nubarrones en su recorrido lograban enfriar relaciones,la lucha de este entre las nubes para esgrimir rayos de esperanza sobre adversidades,el sofocamiento en el cenit,y el ocaso,si,el limpido y tranquilo ocaso,el de ellos,el de su amor.

Cuando el ritual culmina,ella se para primero,toma el brazo de él que con dificultad logra también incorporarse y comienzan nuevamente a marchar juntos,tomados de la mano.



Elegí esta bellisima canción para ésta ocasión.


Otros relatos en lo de Gus http://callejamoran.blogspot.com/

13 comentarios:

  1. En un ocaso que se creía íntimo, aparecen las vidas de Luis y Ana, enmarcadas en el disco, en la puesta de sol, como ocultándose llenos de luz, esa que expanden aún vivos en tu retina.
    Momento prendido de momentos, de un cúmulo de emociones resumidas en el amor de una vieja pareja, marchando unidos de la mano, suavemente.

    Cada cual lo va expresar a su modo este tema, yo me acojo al cuento ingenuo, tú lo has hecho con la emoción de aquel que atrapa un instante irrepetible. Yonki, te deseo atardecerles como ese, tú, atento, los captas y los escribes sin cámara de fotos, con letras.

    ResponderEliminar
  2. Buena imagen y temblorosa en mi mente. Fiel reflejo de mis padres, guerra civil siendo novios, años de prisión militar para los rojos, boda, amenazas franquistas... pero siempre amantes y amorosos.

    Un abrazo muy fuerte, amigo YON.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Yo también he pestañeado cuando he visto que Dios señala un sitio con su dedo.
    A veces, me he imaginado unos paisajes y una gente, de quienes ni siguiera guardo una memoria cierta. Han pasado ante mis ojos, como fabulaciones meramente.

    Haber actuado según unos principios, a mì me he hecho màs fuerte a la larga, pero muy a la larga.
    ¡Cuidado que soy cobarde a veces!
    Cuando el peligro me acecha todavía, se encorva mi organismo por causa de mi miedo.
    Por esto, ansío de algún modo, llegar a cierta edad.
    Yonky, aprovecho aquí este espacio. Yo tambien he estado enamorado, desde hace ya bastantes años, de una misma mujer.
    ¡Cuántos besos, cuántos besos!

    Tésalo

    ResponderEliminar
  5. Los momentos difíciles suelen darnos la excusa de mostrarnos tal cual somos. Quizás las dificultades vividas, las luchas compartidas les dieron a esos dos la oportunidad de transitar la vida bien acompañados, dispuestos a entregarse sin retazos.
    Bien por ellos!...y bien por vos, que tan bien los "fotografiaste"!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Sigo la escena paso a paso, eso es algo que siempre me sucede con tus relatos, sean del tipo que sena. Me ha gustado esa sensación que transmite de oremura.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Fuiste a disfrutar de una preciosa puesta de sol en un atardecer y te encontraste con otro mágico instante, un instante en el atardecer de una vida llena de amor y compromiso, un instante en el atardecer de dos seres enamorados. Hermosa conjunción con bellos elementos. El astro rey besando el agua y las manos enlazadas por el amor de dos seres humanos.
    Precioso momento que nos has transmitido con tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Siempre enternece la imagen de dos ancianos cogidos de la mano. En ellos vemos a nuestros abuelos, o el recuerdo de lo que fueron; nos transmiten la seguridad del nido que anhelamos eterno.

    Un placer visitarte.

    ResponderEliminar
  9. El amor visto desde el cliché de tus pestañas. Muere el dia, pero la luz se niega a irse cuando se juntan las manos para compartir la vida.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Excelente! que buena imagen....yo mismo he disfrutado de eso, de observar gente que está junta y me digo...que lindo que todavía haya gente que esté dispuesta a vivir feliz!
    Gran imagen nos regalas! saludos!

    ResponderEliminar
  11. el sol como un dios, como el dios del amor...
    y delante del dios, los amantes que lo observan anemardos...
    hay amor aca y alla, el alla de fondo, de espejo de aca...
    ahh, y el narrador observandolo todo...diria yo que el amor que ve es sosegado, es, diria yo, amor ya maduro...
    me ha encantado, yonky.
    saludos.

    ResponderEliminar
  12. No me extraña que la imágen te conquistara, prueba de que el amor puede perdurar en contra de viento y marea, si el amor es verdadero dura una eternidad, yo creo que el secreto está en alimentarlo con puestas del sol sobre el mar, emotiva estampa que nos has trasladado, miles de besossssssssss.

    ResponderEliminar
  13. El ocaso del astro y de esas pesonas, en el mismo cuadro, en conjunción. Bella imagen, Yonki.

    Mar

    ResponderEliminar