viernes, 5 de febrero de 2010

SABADOS LITERARIOS :"UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD"

otros participantes:http://blogdemjmoreno.blogspot.com/


"El pez grande se come al chico"

Atendió la llamada de su teléfono celular a la madrugada,su mujer duerme,el piloto automático de su yate lo dirige hacia el sur,decide ponerse una bata y calzar sus pantuflas para salir a cubierta y atender de mejor manera a su apoderado.Debìa definir si las diez mil cuadras de selva amazónica que quería comprar para cría de ganado era con o sin los indígenas del lugar.Esta ecuación alteraba bastante el precio ya que debía recurrir a los servicios de un grupo de mercenarios a sueldo para dejar limpio el lugar.En definitiva,una de sus muletillas mas sagrada de que siempre el pez grande se come al chico terminó por definir la encrucijada.Moviéndose de un lado a otro dando sus últimas instrucciones y sin percibir el rollo de cuerda a un costado del piso,tropieza,desprendiéndosele de la mano su teléfono celular,mientras èl en un acto reflejo intenta atraparlo,cae al agua luego de golpear contra la baranda.
¡Socorro,socorro,gritò el hombre.El yate navegaba ràpido.La luz de la popa menguaba.Entonces se echó a nadar tras ella con furiosa energia,deteniendose cada doce brazadas para lanzar prolongados y enloquecidos gritos.La hélice se elevó con un burbujeo y desapareciò;las aguas comenzaron a estabilizarse y quedar de nuevo en reposo.Por fin el hombre tomó plena conciencia y dejó de nadar.Estaba solo;abandonado.Pasaron casi veinte minutos y el cansancio del hombre empezó a tornarse agotamiento.Con la fatiga vino un extraño consuelo, moriría.Renunciaría a su existencia,ya que había sido abandonado asì.Lo asió la muerte física y empezó a ahogarse.Agitando brazos y piernas trató de volver al aire.-No puedo.¡Oh ,Dios,no quiero morir asì,por favor,dame otra oportunidad!.La luna,se abrió paso entre las nubes que la ocultaban y dejó caer un pàlido,suave brillo por encima del mar.Vertical sobre el agua ,a unos metros,habia un negro objeto triangular.Era una aleta.Se le acercaba lentamente.
Su última súplica había sido escuchada.

16 comentarios:

  1. Se podría decir en este caso, "que el que la hace la paga".La segunda oportunidad,sin duda ninguna, es realmente sobrecogedoraludo.
    Buen relato.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Yonky, veo venir la aleta del tiburón, oigo la música rítmica y machacona "in crescendo", una sacudida, la primera oportunidad, otra sacudida !la segunda oportunidad! para el gran blanco, cena segura, cabrón de menos, que le aproveche.
    No quería morir ahogado, murió devorado, aiggg, sangre en el agua, ayyy qué relato trágico, como una secuencia de peli la he visto !!real!!!excelente. Un saludo con !salve!

    ResponderEliminar
  3. Si o si, sin remisión, al menos al escualo le serviría para algo, (para enfermar supongo)

    Lo lamentable es que este pequeño incidente no cambiaría el futuro de los habitantes de esa parte de la Amazonia.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Hay segundas oportunidades curiosas.
    Como alguien dijo: ¡Virgencita que me quede como estoy!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno como dicen en mi tierra, a cada cochino le llega su sábado...
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Què horroso. E inesperado. Pensè que alguna de sus vìctimas, le habrìa de salvar en un último momento.
    Por dentro me ha sonado, incluso, una extraordinaria melodìa. Una de esas que llaman a la reconciliaciòn entre los hombres.
    Un relato el tuyo, que me deja felizmente estupefecto.
    Un saludo,

    Tèsalo

    ResponderEliminar
  9. Menudo final Yonky,
    es la ley de la vida, el más fuerte siempre se come al más debil, aunque a veces nos resulte tremendamente cruel
    me ha encantado
    Un beso de Mar

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Buenísimo!!
    ¡Uauuu, genial!
    Me están gustando mucho los relatos de este sábado.

    Un abrazote hasta esos mares del Sur, Yonky.

    ResponderEliminar
  11. ohhh no se que es peor morir ahogado que comido por un tiburon, que horror..
    Estupendo relato, felicidades.
    Con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  12. Menudo dilema. Muchas veces la muerte pone las cosas en su sitio. Es la Ley de la vida.
    Un saludo Yonky

    ResponderEliminar
  13. Me has provocado una sonora carcajada. Menuda segunda oportunidad. Me parece un relato genial, con un final inesperado, como debe ser.
    Gracias por acompañarme en este mi primer viaje de conductora.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Bueno hermano, por ser de aquí a la vuelta, me demoré un poco en llegar. Pero nunca es tarde cuando la dicha es buena: Y ESTE RELATO SI QUE ES BUENO Y GRANDE MI DICHA POR LEERLO. Qué ductil somos los orientales, de habitante tercermudista clase media tirando a pobre como somos todos por aquí, se me ha puesto en la piel de un magnate del diablo!! Y le dio su merecido, si señor!!!
    Tal vez los del Amazonas tengan una mejor oportunidad, vaya saber en las mamos de qué explotador caen, o no....aunque harían falta muchos tiburones para comerselos a todos por fin!!!

    ABRAZOTES compartiendo el cielo de este sur esta mañana de domingo.

    ResponderEliminar
  15. Genial. Me ha encantado.
    Un placer compartir bus este fin de semana.

    ResponderEliminar
  16. veng0 de leer a teresa cameselle...
    a ella a mi manera la habl0 de la EN0RME CALIDAD DE ESTE SABAD0...per0 ya n0 habl0 de l0 bein escrit0 que estan much0s relat0s, habl0 tambien del despliegue de ideas...
    en esta categ0ria, y0nky, te encuencuantras tu...
    sabes, este sabad0 me has s0prendid0 much0...
    desde mi punt0 de vists...en
    h0ra
    buena
    un sald0000

    ResponderEliminar